Pendientes

El pendiente de la princesa

 

Esta historia sucedió hace 3000 años en el Imperio Egipcio.

Una hermosa princesita vivía en un gran palacio de Egipto. El día de su cumpleaños su papa, el faraón Keops, le regaló unos pendientes con forma de pez. ¡Que bonita estaba la princesa!

Fueron de excursión por el Nilo, y zás… un pendiente se cayó al agua. Lloraba tanto la princesa que el faraón llamó al mago del Imperio. Pronunció unas palabras mágicas y por fin lo encontraron.

La princesa lo limpió en las aguas del estanque y entonces pasó: a cada movimiento salía un pez de colores: naranja, azul, dorado…. hasta rosa! ¿Has visto alguna vez un pez rosa?.