Niños

Cada edad tiene un reloj. Para los más pequeños, los relojes con esferas bien claras, con números y saetas bien marcadas, para que aprender la hora sea una tarea fácil.

Cuando se van haciendo más mayores, los relojes que pueden componer a su gusto, con correas de colores y esferas digitales.

Y cuando llega el momento de hacer deporte, bucear, correr, saltar, jugar al fútbol... un reloj resistente que aguante el ritmo de la vida de los niños.